Botones

jueves, 26 de septiembre de 2013

Cigüeñas negras de paso.



Hola, la palabra disfrutar, se podrá definir de muchas maneras, pero lo que yo he disfrutado esta mañana, creo que no se puede definir de ninguna manera, porque no se puede explicar con palabras, el rato que he tenido el placer de echar con las cigüeñas negras. Hace tres días me acerque al río en busca del martín, el cual pille, aunque no como me hubiera gustado, cuando llegué sobre las 08:30, encontré una bandada de cigüeñas negras de unas diez o doce, las cuales no pude pillar claro. Ayer me pegue el madrugón y antes que empezara las claras del día, ya estaba yo el hide, pero se echaron mucho más arriba. Las descubrí a la hora del venirme en un lugar a unas trecientos metros y hoy me he plantado allí a la misma hora. Llegaron puntuales a las primeras luces y se echaron un poco más abajo, pero se fueron acercando a mí poco a poco, hasta que llegaron a mi altura, pescando y comiendo a tope, porque tienen que seguir para África en cualquier momento.
Cigüeña negra, Ciconia nigra